CRIOCIRUGÍA

La criocirugía consiste en la destrucción del tejido mediante la aplicación directa de frío intenso mediante nitrógeno líquido (-196 °C). tiene ventajas ya que no se realizan extensas lesiones como com la cirugía tradicional, el procedimiento se puede realizar durante una consulta médica de rutina en el consultorio.

Está indicada en una gran cantidad de lesiones tumorales malignas como tratamiento complementario a la quimioterapia tradicional y en benignas como tratamiento único.